viernes, 11 de septiembre de 2009

El efecto mariposa ...

"Cierto día, Chuang Tzu se quedó dormido
y soñó que era una mariposa,
revoloteando muy contento por ahí.
Y la mariposa no sabía que era Chuang Tzu soñando.
Luego despertó y volvió a ser el de siempre, pero ahora no sabía si era un hombre soñando que era una mariposa o una mariposa soñando que era un hombre."
(en palabras de Chuang Tzu)
(Creación propia-Mariposas de Dalí)

10 comentarios:

Julia dijo...

Ayyy, este texto es uno de mis favoritos!!
La magia de los sueños... Y soñando no sabemos si soñamos o estamos despiertos.
Un besote, buen finde!!!!

maria dijo...

Se puede ser persona y mariposa a la vez? Me gustaría poder revolotear por el cielo...
Una reflexión muy bonita.Me gusta!

La sonrisa de Hiperión dijo...

Yo que siempre quise ser mariposo (que no pariposa) por eso de ir de flor en flor... que hago yo detrás del sauce???

jajajaja
Saludos y un besazo

Alatriste dijo...

Así estamos muchos, sin saber bien lo que somos. Es una sensación muy angustiante de la que al menos yo, me gustaría escapar cuantos. El fin de semana casi acaba de empezar y ya quiero que se termine. Jo. No es mi día, amiga. Un beso fuerte.

DANI dijo...

Lo que está claro, es que siendo una u otra cosa, era sin duda un soñador.

Besos voladores

SeaSirens dijo...

Lo malo es cuando las mariposas están dentro de uno, revoloteando, y no las puedes parar.
Entonces, no sabes si estás soñando, o no te dejan ni dormir.
Un abrazo!

heva dijo...

me encanta este texto... y las mariposas también son preciosas, sauze

:)

Carme dijo...

Bonito texto... mientras podamos soñar que somos mariposas... lo seremos de algun modo...

Tengo hoy el dibujo de las hojas en mi blog, con un pequeño cuento.

Anónimo dijo...

Me encanta este dibujo.... Siempre seré una mariposa soñando que es mujer. Jejejejeje

Butterfly

Sauze dijo...

Butterfly, se que conservas este dibujo asi como nuestra amistad, asi como tus alas...
un beso