jueves, 8 de octubre de 2009

Pequeños instantes ...


(en palabras de Christopher Adams)

14 comentarios:

Baldwin y la demencia dijo...

Hola, bonitas palabras de verdad.

Me encanta tu sauze. Creo que no hay ningún lugar mas lindo donde sentarce que debajo de un sauce. Es que el sonido de las hojas tiene una música bastente distina a la de cualquier árbol. Y eso, tu lo debes saber, es infinitamente verdad.

Carme dijo...

Muy bonito el post, podriamos añadir muchas palabras más:

amar, sonreir, sentir, oler, confiar, reir, jugar...

y muchas más...

Flor dijo...

Querida, me encantan todos estos pequeños instantes.
Pequeños que son a la vez enormes.

Besos y cariños
Flor

SeaSirens dijo...

Hermosa y certera frase amiga...
Es en las pequeñas grandes cosas, donde uno halla la felicidad.

Un fuerte abrazo!

Julia dijo...

"Instantes de gracia" como mis 15 minutos de sol que se cuela por la ventana de la cocina en invierno!!! :)
Besosss.

Xitus dijo...

Yo añadiría, en momentos en que, sin darte cuenta ni haberlo planeado, te sientes en paz.

maria dijo...

Sensaciones mágicas...

DANI dijo...

Y no olvidemos reir, sobre todo reir ;)))

ONUBIUS dijo...

Si es que colgarse la sonrisa al despertar trae consigo la capacidad de poder alcanzar nuestro gran sueño, la necesidad de alcanzar la felicidad, a la que no siempre se le da la importancia que se merece, por equivocar el camino hacia ella...


Abrazzzusss

indigo dijo...

OK, por eso mi blog es una autobiografía de instantes: atender a lo pequeño, a lo cotidiano...
Un beso y gracias por todos tus comentarios

arandanilla dijo...

Si no fuese por esos instantes...verdad? Qué gris todo...

La sonrisa de Hiperión dijo...

Amiga, para el ser humano, no existe la felicidad absoluta... somos descontentos por naturaleza...

Saludos y un besazo!

arandanilla dijo...

Sí, la felicidad absoluta no, estoy de acuerdo...pero seamos alegres, que es más permanente que ser felices, no?

ShaO dijo...

Un café caliente, un dedo que dibuja historias en tu pelo, un rayo de sol que se cuela por la ventana...por algo los dioses escondieron la felicidad en nuestro interior. Un abrazote : )