jueves, 3 de junio de 2010

Ser agua, ser piedra; sentir vida ...

"El monasterio a orillas del río Piedra
está cercado por una linda vegetación,
un verdadero oasis en los campos estériles de esa
parte de España. Allí, el pequeño río se
transforma en una caudalosa corriente, y
se divide en docenas de cascadas.
El viajero camina por aquel lugar, escuchando la
música del agua. De repente,una gruta, bajo
una de las cascadas, llama su atención. Mira
detenidamente la piedra gastada por el tiempo,
las bellas formas que la naturaleza crea con
paciencia. Y descubre, escritos en una placa,
los versos de R. Tagore:
"no fue el martillo el que dejó perfectas esas piedras,
sino el agua, con su dulzura, su danza, y
su canción. Donde la dureza sólo consigue
destruir, la suavidad consigue esculpir."
(en palabras de P.Coelho - Maktub)
(fotografía Monasterio de Piedra de Ricardo Cortés)

19 comentarios:

Nerim dijo...

Conoci el Monasterio de Piedra con 16 años, me encantó, luego fui otras dos veces siempre en salidas de colegio y aún conservo en mi mente la belleza del entorno, la frescura del agua y el canto de los pájaros.
Siempre digo que he de volver, espero que si, que pueda disfrutar de nuevo de todo su esplendor.

Un beso

Ignacio Reiva dijo...

Gran entrada, hay personas que se han dejado acariciar por la vida y, luego de talladas, son verdaderas obras de arte. Un gran beso.

Vida dijo...

Esculpamos pues...

Dissortat en l'exili dijo...

Dicen en el Tíbet: "El agua que gotea puede acabar con una piedra o crear otra más bella"

Len0re dijo...

El agua es fuente de vida, creadora de grandes bellezas, por donde pasa deja huella. El monasterio de piedra es una belleza, lo visite de muy pequeña, pero todavía lo recuerdo...

Besos

Laura T. Marcel dijo...

Yo también conozco este entorno y doy fé de que es muy bonito. Igual que esta entrada tan bien encontrada y tan bonita redactada.
Un beso.

wizard dijo...

¿Nos perdemos? te espero bajo el roble susurrador

reltih dijo...

ni modo, siempre habrán suficientes motivos para querer ser afectuoso.
besos

Carme dijo...

Es una maravilla!

Bohemia dijo...

como siempre interesante...un beso cielo!

Eva Magallanes dijo...

Mi apreciada Sauze, que lindo regalo. El agua: sanadora por excelencia, siempre fluyendo, en movimiento eterno. Así de pacientes y tenaces hemos de esculpir el alma, con suavidad como las caricias del agua y con su constancia.
En la Naturaleza está la fuente de la sabiduría.
Muchos besos!

SUSURU dijo...

Querida Sauze: el agua como el viento esculpen, suavizan, acarician y estallan.
Que sea este un estallido de alegría para vos, siempre aprendiendo de la naturaleza.

besotes

La sonrisa de Hiperión dijo...

Realmente precioso...

Saludos y un abrazo.

Melodìas vibradoras dijo...

Hermoso!

Melodìas vibradoras dijo...

Es a Orillas del Río Piedra me senté y lloré?

ONUBIUS dijo...

Lamentablemente no lo conozco y esta ventana a su belleza alimentaron las ganas de visitarlo.
Sin duda alguna un susurro llega mas hondo que un grito, prevalece y deja constancia de parte de la eternidad...
Abrazzzusss

Sarvavita dijo...

No hay nada más bello que los encantos de la naturaleza, poder descubrirlos y dejarse llevar por ellos.
Hermoso mensaje de Tagore, nuestra amada naturaleza deja sus huellas, los que sólo algunos saben verlas y apreciarlas y sentirlas.

Besos y linda semana!

heva dijo...

Así es el Monasterio de Piedra...

Me ha encantado volver a mi tierra con tu post :)

Anónimo dijo...

a orillas del rio piedra me sente y llore, que el agua arrastre consigo las lagrimas q algun dia derrame por el.