sábado, 19 de febrero de 2011

Las cuatro puertas ...

"Quizá la mayor facultad que posee nuestra mente sea la capacidad de sobrellevar el dolor.
El pensamiento clásico nos enseña las cuatro puertas de la mente, por las que cada uno pasa según sus necesidades. La primera es la puerta del sueño. El sueño nos ofrece un refugio del mundo y de todo su dolor. El sueño marca el paso del tiempo y nos proporciona distancia de las cosas que nos han hecho daño. Cuando una persona resulta herida, suele perder el conocimiento. Y cuando alguien recibe una noticia traumática, suele desvanecerse o desmayarse. Así es como la mente se protege del dolor: pasando por la primera puerta.

La segunda puerta es la del olvido. Algunas heridas son demasiado profundas para curarse, o para curarse deprisa. Además, muchos recuerdos son dolorosos, y no hay curación posible. El dicho de que "el tiempo todo lo cura" es falso. El tiempo cura la mayoría de las heridas. El resto están escondidas detrás de esa puerta.

La tercera puerta es la puerta de la locura. A veces, la mente recibe un golpe tan brutal que se esconde en la demencia. Puede parecer que eso no sea beneficioso, pero lo es. A veces la realidad es solo dolor, y para huir de ese dolor, la mente tiene que abandonar la realidad.

La última puerta es la de la muerte. El último recurso. Después de morir, nada puede hacernos daño, o eso nos han enseñado."

(Extracto de "El nombre del viento" de Patrick Rothfuss)
(Foto de la Galería de V. Mayans)

12 comentarios:

JL dijo...

Es muy cierto. Estoy viviéndolo de cerca ya que mi abuela, después de un accidente y una operación, ha pasado a olvidar los momentos en el hospital e incluso que llegó a desear no comer ni caminar, eso la esta salvando. Esa segunda puerta de la que habla el libro.

Me gusta la foto que has escogido para esta entrada. He buscado información sobre el libro, es literatura fantástica y tiene muy buena crítica. ¿lo has leído?

Besos, Sauze

Jota dijo...

Es la primera vez que yo recuerde que escoges un texto tan largo y la verdad tengo que decirte que me ha parecido muy interesante.
Voy a reflexionar en ello aunque creo que lleva toda la razon.
Abrazos!

DANI dijo...

Jo, pero son todas puertas a la tristeza :(

Besos sonrientes

Runas dijo...

Curioso significado el de la tercera puerta , casi que prefiero hacerle frente al dolor que sumergirme en la locura. Un beso

wizard dijo...

ya sabes que ese libro marcará una era en nuestras vidas, si lo leemos otra vez juntos, las puertas pueden ser superadas mucho mejor.

Gitana ♥ dijo...

Disculpas , por pasar a saludar tan tarde , pero estos días andaba ocupada , y mi blog estaba en reparaciones. Ahora me lo han devuelto y pase a dejar muchos besos a todos. Aunque ande ocupada , los sigo y leo :)
Gitana ♥

Laura T. Marcel dijo...

Quizás hay veces que el dolor es tan fuerte que solo queda refugiarse en una de esas puertas, pero pieso que también hay que luchar, no solo esconderse, y a veces se vencen esos malos momentos y se logra superarlos, o se arrastra ese dolor durante mucho tiempo, si, pero hay que intentarlo antes de claudicar.

Manuel dijo...

Tras el símbolo de Pegaso...

Jorge Arce dijo...

La muerte y el renacimiento, los movimientos de la vida que te hacen sentir que realmente estas aquí. La posibilidad de trascender.

Me gustó mucho y me gusta estar de vuelta.

Un beeeso!

Len0re dijo...

Todos nos hemos ocultado alguna vez tras alguna de esas 4 puertas, pero ¿y cuando el dolor es tan grande que ninguna de ellas puede ampararte? Ese dolor existe...

Besos

Zerlina dijo...

Qué bonita foto =)

Sarvavita dijo...

El mejor camino es la aceptación.Es algo dificil tal vez entender y aplicar, pero las cosas son como deben ser o como ya estan trazadas y darse a la resistencia es vivir todos estos pasos.

Besos.